Slider

Podcast

Videojuegos

Anime

Comics

Animación

» » » Cine | Kill Bill: 15 años de venganzas y violencia en el cine

 
Hace ya quince años atrás que Quentin Tarantino nos presentó con lujo de detalles su visión de una venganza con su cinta Kill Bill, la cual mezclaba las artes marciales, el kung-fu y la mafia japonesa, presentada por una mujer armada con una katana y vestida con un traje amarillo. 

Kill Bill nos presenta a una mujer apodada “La Novia” (Uma Thurman), quien es dada por muerta en el ensayo de su boda por sus antiguas compañeras pertenecientes a un grupo de asesinos profesionales al servicio de Bill, jefe supremo de la mafia que opera tanto en los Estados Unidos como en Japón, que decidió darle fin debido a que esta lo abandonó a él y al grupo para llevar una vida normal. Contra todo pronóstico la mujer es rescatada con vida y llevada a un hospital cayendo en un profundo coma que dura cuatro años.

Al despertar decide ir en la búsqueda y caza de sus antiguas compañeras para encontrar a Bill y darle fin con sus propias manos, por lo que no dudará en viajar a Japón y enfrentarse a la asociación de criminales yakuza, presentándonos una de las grandes escenas del cine al enfrentarse en una guerra de katanas en contra de cincuenta asesinos a la vez.

En este metraje Tarantino se aleja del estilo que ya había marcado con respecto a sus anteriores entregas, debido a que en Kill Bill, el director da rienda suelta a todos los excesos permitidos en el cine, con grandes dosis de violencia, sangre y un muy oscuro y marcado sentido del humor, dejando a sus anteriores cintas como producciones mesuradas para todo público.

La historia nacería durante el rodaje de la cinta “Pulp Fiction” de 1994, momento en el que Tarantino fascinado con la actuación de Uma Thurman, decidió que esta sería la protagonista de alguna de sus siguientes entregas, creando una historia que homenajeara el cine asiático y western.
Para ello Tarantino empleó sus gustos personajes que van desde el cine de karate de Hong Kong, el cine western italiano, el cine mexicano, el cine mudo de Alfred Hitchcock hasta los dibujos manga, contando con la máxima libertad creativa para llevar a cabo el film gastando 60 mil dólares en espadas, el uso de 1700 litros de sangre falsa, además de emplear el traje amarillo para homenajear a Bruce Lee que este lució en las cintas The Chinese Connection y Fist of Fury, logrando hipnotizar al público que gusta del cine de acción, hasta las audiencias más exigentes. 

Serían ya quince largos años que “La Novia” inició su largo viaje de justicia y redención en Kill Bill, en donde la violencia es el eje principal de la cinta, en la que Tarantino nos presenta su muy peculiar y característica visión de contar historias repletas de acción y con un sello muy personal, creando su propia mitología en el mundo del cine.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios.:

Deja un comentario