Slider

Podcast

Videojuegos

Anime

Comics

Animación

» » » Cine | Child’s Play: Treinta años de muñecos diabólicos en el cine

 
El vudú es una de las temáticas favoritas de Hollywood en cuanto de terror se trata. Y si a esto le agregamos el uso un muñeco asesino el cual cobra vida gracias a esta práctica, su combinación creó una de las franquicias de muñecos poseídos más memorables del cine de terror.

Bajo la dirección de Tom Holland, la historia de Child’s Play conocida en Latinoamérica como Chucky: El muñeco diabólico nos presenta una persecución policial que acaba con la muerte del asesino Charles Lee Ray. Charles conocedor de la magia negra, jura vengarse de su colega delincuente y del policía que le ha dado muerte, por lo que realiza un rápido ritual en el que transfiere su alma a un muy peculiar muñeco. El muñeco resulta ser un Good Guy (Buen Muchacho), uno de los productos más cotizados y escasos en la navidad de los años 80’s, por lo que Karen Barclay una madre trabajadora termina accidentalmente comprando el muñeco en el que Charles vertió su alma a un vagabundo, para regalárselo a su hijo Andy en navidad. 

 Una vez que Karen le regala Andy el muñeco que resulta llamarse Chucky, la vida de su hijo comienza a cambiar, ya que este miente y hace travesuras, ocasionando serios accidentes en donde diferentes personas pierden la vida, abogando que quien realidad realiza esos actos es el muñeco. Karen con el paso del tiempo cree que su hijo se ha vuelto loco, aunque decide examinar el muñeco, encontrando que este había funcionando todo el tiempo sin baterías. Es en este momento que Chucky se muestra tal y como es y va en la búsqueda de Andy, ya que lo necesita para transferir su alma y volver nuevamente a la vida.

La cinta no fue un gran éxito en la taquilla, pero en su momento resulto impactante el contar con un juguete poseído en la pantalla grande. A pesar de ser considerada una película menor dentro del género de terror su éxito como película de culto la llevo a tener cuatro secuelas que apostaron más por el humor negro, sátira y bajo presupuesto. Basado en los juguetes My Buddy y Cabbage Patch Kids, el impacto cultural de “Chucky” lo coloca como uno de los iconos del cine de terror. A pesar de haber contado con poco éxito en taquilla, el personaje sería fuente de inspiración para que otros muñecos diabólicos debutaran en la pantalla grande.

La película jugo en algunos momentos con el público al no tener una idea clara sobre si el muñeco era el asesino o el niño, ya que sería hasta los últimos momentos de la cinta en que se revela que en realidad el muñeco tiene vida propia, acosando al niño y a los protagonistas del metraje.

A treinta años de su estreno en cines, el uso de la magia negra y el infundir terror con un muñeco poseído, convierten a Child’s Play en una de las más reconocidas películas de la oleada del cine de terror de los años 80’s.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios.:

Deja un comentario