Slider

Podcast

Videojuegos

Anime

Comics

Animación

» » » Cine | Contacto Sangriento: 30 años de pelear en torneos clandestinos en el cine

Un torneo clandestino y diferentes peleadores de artes marciales, le brindaron a Hollywood el nacimiento de un género que se apodero de todo el mundo con la cinta Bloodsport, la cual se encuentra festejando sus primeros treinta años de vida en el cine. 

Bloodsport (Conocida en Latinoamérica como Contacto Sangriento), estrenada en 1988 nos presenta la historia Frank W. Dux, un campeón de full contact que participó en más de trescientos combate, retirándose invicto y con varios records mundiales a sus espaldas. Frank Dux (Jean-Claude Van Damme) recibió su entrenamiento en las artes del Ninjitsu por el Sensei Tanaka, para poder  participar en un torneo ilegal celebrado en Hong Kong, llamado Kumite, en donde cada cinco años solo los mejores exponentes en las diferentes Artes Marciales mundiales son invitados a participar en este muy peculiar torneo. 

Dux llega a Hong Kong para representar a su Sensei, haciendo amistad con Ray Jackson, un participante americano que también se encuentra listo para probar su fuerza en el torneo.  Como era de esperarse, el torneo se encuentra repleto de peleadores que dominan las diferentes artes marciales de todo el mundo, destacando la participación de Chong Li (Bolo Yeung), el actual campeón del torneo, quien tiene la fama de ser un peleador sumamente fuerte y cruel. El Dim Mak que dicta la manera de actuar en el Kumite deja en claro que no existen reglas y aunque estas existan, no tienen valor alguno, siendo el mejor ejemplo de esta actitud deshonesta y anti-deportiva, cuando Chong Li mata a su oponente sin represalia ni descalificación alguna.

La cinta se encuentra basada en un libro de Frank Dux y fue promocionado como una historia verdadera, aunque muchos expertos afirman que los torneos secretos y clandestinos son solo ficción. Lo que si es cierto es que el actor Bolo Yeung (Chong Li), no era alguien ajeno a las cintas de artes marciales, ya que siendo amigo de Bruce Lee, interpreto a uno de los villanos principales de la película Operación Dragón, destacándose más por ser un verdadero artista marcial y no un actor de carrera.  La producción fue el trampolín en la vida actoral de Van Damme, ya que esta se convirtió en su primera cinta como protagonista, en donde mostro sus diferentes habilidades físicas, destacando su muy personal y característica patada voladora.

A treinta años de la cinta Bloodsport (Contacto Sangriento) esta se ha convertido en un molde para muchas producciones que imitaron la fórmula de personajes que se internan en el mundo de las artes marciales clandestinas, abriéndoles la puerta a muchos actores desconocidos al éxito como lo fue al propio Van Damme en su momento.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios.:

Deja un comentario